¡¡Hemos llegado al millón de reproducciones y lo celebramos con la Fundación Mozambique Sur!!

Durante el viaje a Calahorra nos pasó un poco de todo, salimos a las 20:00 de Córdoba y a las 21:00 recibimos: LA LLAMADA DE TELÉFONO “¡¡¡Sííííí me han cogido para las prácticas!!!”.

Sobre las 23:30 llegamos a Madrid. Madrid es una ciudad que nos trae muy buenos recuerdos, fueron nuestras primeras vacaciones y pasamos unos días inolvidables paseando por Gran vía y las calles de Chueca. Por eso, decidimos hacer parada allí y recordar un poco lo bien que lo pasamos.

Jonás y Álvaro en Madrid
Jonás y Álvaro en Madrid

  Aparcamos el coche cerca de Chueca, vimos a Belén Esteban (jajaja) y decidimos cenar en un Burguer, ya que era muy tarde y estaba todo cerrado. Cuando emprendimos la salida de Madrid comenzaron a torcerse las cosas, los teléfonos sin batería y no sabíamos que camino seguir para llegar a la Rioja.

El móvil no carga, ¡vaya gracia!. Cuando por fin conseguimos encenderlo, seguimos nuestra andadura por carreteras secundarias… ¿Qué pasó? el depósito de la gasolina marca rojo, y las gasolineras en carreteras secundarias a las 3:00… !!cómo que no!!

Quedan 300 kilómetros, no hay nada para repostar. Encontramos una gasolinera, eso sí, cerrada. Nos entra sueño. “Mejor paramos para descansar y esperamos a que abra”.

8:00 de la mañana ¡la gasolinera está abierta! hemos dormido un poco, por lo que seguimos haciendo kilómetros hasta que llegamos a Calahorra a las 11:00. Allí nos esperan Virginia y Raquel con su pequeñaja Lola… y  Loli, cofundadora de la Fundación Mozambique Sur, a la que recomendamos que echéis un vistazo y veáis la labor de esta organización.

Virginia y Raquel tienen una tienda de Moda Flamenca en Calahorra (Moda Flamenca VdM), preciosa por cierto; y junto a Loli y otros organizadores, han decidido hacer un pase de Moda Flamenca para recaudar fondos. Nos sorprendió mucho el comprobar que Calahorra es una ciudad del sur en el norte… sí sí, les encanta el Rocío, las sevillanas y la feria. ¡El pueblo entero estaba ansioso por dicho evento!.

jonasyalvarololi
Jonás y Álvaro con Loli de Mozambique Sur

El recibimiento de la gente fue espectacular, serviciales, las chicas simpatiquísimas y con una gran implicación con los niños de Mozambique. Concretamente, Loli viaja todo los años a Mozambique para colaborar. Nos comentaba que lleva tanques de comida que ceden las diversas fábricas de conservas que se encuentran por la zona y que la mayoría colaboran. ¿Por qué? porque ven implicación, transparencia y una buenísima gestión de todo lo que organizan. NOSOTROS SINCERAMENTE HEMOS ACABADO ENAMORADOS DE LA FUNDACIÓN.

Cae la noche y nos disponemos a vestirnos para la actuación. Algo emocionante, lágrimas en los ojos y un sin fin de agradecimientos por haber venido desde tan lejos por parte del público. “Nada, el placer es nuestro y queremos repetir”

Después del desfile, tuvo lugar la cena y posteriormente la fiesta. ¡vaya pasada como bailan sevillanas por el norte chicos! … y la primera, la segunda, la tercera, y la cuarta… ¿Estamos en Sevilla?

Echamos un vistazo al móvil y… HEMOS LLEGADO AL MILLÓN DE VISITAS… ¿Qué mejor forma de celebrarlo que hacerlo bailando? No sabéis la alegría que nos distéis. Estamos tan agradecidos que ufff… Sois geniales familia, nos regaláis mucho sin quererlo y no nos cansamos de agradecerlo porque gracias a ustedes estamos viviendo un sueño.jonasyalvarovdm

Tras un rato bailando sin ritmo alguno.. (Álvaro: “no se bailar”; Jonás: “yo sí”) decidimos ir al hotel, “llevamos muchos kilómetros encima y mañana hay que volver a Sevilla”.

Con lagrimitas en los ojos, nos despedimos de las chicas y de David, el hijo de Loli… Mozambiqueño de origen, pero más español que todos nosotros jeje …¡Qué guapo y qué educado, por Dios!.

¡Tenemos que volver, la próxima vez con más tiempo!

 

 

Deja un comentario